El cuerpo de un cafetero por dentro

¿Qué pasa en el cuerpo después de tomar un café?

drinking espresso

En el corazón, la presión sanguínea aumenta entre un 10 y un 15 por ciento en los 15 minutos posteriores a haber bebido una tacita.

En los ojos, las pupilas se dilatan, con lo cual efectivamente se ve mejor.

En el cerebro, uno se siente en el punto máximo de alerta exactamente a los 30 minutos de haber bebido, gracias a la cafeína.

En el estómago, los jugos gástricos se incrementan entre un 10 y 15 por ciento, lo cual ayuda a la digestión. Y en el intestino y la vejiga, la acción se acelera por los componentes esteroides de la cafeína.

Conclusión: no sería nada raro que debas ir corriendo al baño.

 

¿Sabías que tomar café ayuda a estimular nuestro sistema nervioso?

Drink_Coffee_by_sorutsuripu

Con Información de: Reporte Indigo

Según estudios del Centro de Información de Café y Salud de España, tomar café nos ayuda a hacer cálculos mentales con más rapidez y precisión, ya que la cafeína causa que el rendimiento, velocidad y actividad del cerebro aumente.

“Hay evidencias de que el consumo de café reduce el deterioro cognitivo producido por el estrés y la edad”, dice Rafael Franco, catedrático de Bioquímica de la Universidad de Barcelona.

Tras diez minutos del consumo de café surgen los efectos positivos los cuales tienen duración de hasta seis horas, señala Ana Adán, del Instituto de Investigación en Cerebro, Cognición y Conducta de la Universidad de Barcelona.

En 1995, el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos realizó un estudio epidemiológico a más de 400 mil voluntarios de entre 50 y 71 años, con el cual se evidenció una relación entre el café y la longevidad de algunos de los participantes.

The New York Times (NYT) señala que cuando comenzó el estudio, los voluntarios no padecían de enfermedades graves o importantes. Para el 2008, más de 50 mil participantes ya habían fallecido.

Asombrosamente, los hombres que habían consumido entre dos y tres tazas de café al día eran 10% menos propensos a morir, en comparación con los que no tomaron café y las mujeres que tomaron la misma cantidad de café al día, tenían 13% menos posibilidad de fallecer.

Todo con límites.

Como en todo, el secreto está en la cantidad. Ya que más de cinco tazas de café al día incrementan la actividad del sistema nervioso y, en algunos casos, podrían provocar taquicardia.

Además, según diversos estudios a nivel mundial, el aumento de colesterol está relacionado con el consumo de café.