El Café y la Salud

Investigadores en diversas partes del mundo, han analizado con detenimiento las propiedades de los granos de café. Y algunas de sus conclusiones más recientes, apuntan a que sus antioxidantes ayudan a combatir, entre otras cosas, los radicales libres: uno de los factores causantes del envejecimiento.

antienvejecimiento

Hay diversos estudios que asocian los componentes del café, como los antioxidantes, con un menor riesgo de diabetes tipo 2, daño hepático y el Parkinson.

En efecto, los antioxidantes del café poseen efectos positivos sobre la salud. Un estudio reciente mostró que la cafeína presente en el café y otros alimentos, puede tener un efecto protector frente al desarrollo del Parkinson, una enfermedad que ataca al sistema nervioso central.

Con respecto al daño hepático, varios estudios han concluido que algunos de los componentes presentes en el café aumentan la capacidad antioxidante en el hígado, lo que podría relacionarse con un efecto protector frente al desarrollo de algunos tipos de cirrosis.

En Noruega un seguimiento sobre 51,306 sujetos durante 17 años lo confirmó: quienes consumían al menos dos tazas de café al día, presentaban un 40% de menor riesgo de muerte por cirrosis alcohólica, otro estudio sobre 5,944 sujetos, mostró lo mismo respecto al daño hepático por cirrosis alcohólica o sobrepeso.

Algo parecido ocurre en el caso de la diabetes tipo 2. Aquí, los polifenoles presentes en el café podrían contribuir a una mayor capacidad antioxidante y además, disminuir la absorción de glucosa, lo que se traduce en un menor nivel de azúcar en la sangre.

Por otra parte, una investigación de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, concluyó que tanto la versión con cafeína como la descafeinada, otorgan un nivel más alto de antioxidantes, es así que entre aproximadamente 1000 alimentos, éste se encuentra entre los 50 con más capacidad antioxidantes y en el lugar número 6 cuando se compara su capacidad antioxidante por porción. La cantidad de antioxidantes del café, va a depender de su proceso de torrefacción y del modo de preparación.

¿Cómo actúan los antioxidantes?

Los polifenoles presentes en el café, son los responsables de su función antioxidante. Los radicales libres se generan ante la exposición al humo del tabaco, la radiación, entre otros. Éstos pueden dañar las células de nuestro cuerpo y, a largo plazo, causar alteraciones en nuestro organismo.

Cafeína para el corredor

¿La cafeína te puede hacer correr mejor? Parece que sí. Después de mucho tiempo de haber considerado la cafeína como enemiga del atleta, porque causa deshidratación, ahora se está revalorizando. Pero esta vez la buena nueva no llega desde una universidad extranjera: “Veinte minutos antes de una carrera me tomo un café”, escribió el corredor Mo Farah en su autobiografía Twin Ambitions: “Cuando llego a la pista ya siento el subidón de la cafeína”.

mo farah

Tras estas líneas se produjo un módico revuelo deportivo en Gran Bretaña, donde algunos nutriólogos insistieron en que la cafeína deshidrata a los deportistas pero otros médicos confirmaron lo que era una intuición para el corredor: si bien no produce una gran inyección de energía, mantiene parejos los niveles en carreras largas.

¿Cuál es la mejor hora para beber café?

Contrario a lo que muchos creen, tomar un café justo después de levantarse no es la mejor forma de empezar el día. Así lo demuestra Steven Miller, un estudiante de neurociencia.

cafe espresso

De acuerdo al estudio, la mejor hora para beber café es entre las 9 y las 11:30 horas, y no al despertar, como muchas personas prefieren hacerlo.

Esto se debe a que la cafeína interactúa con una hormona llamada cortisol que ayuda a regular el reloj interno del organismo y promueve el estado de alerta de la mente.

Esta hormona se encuentra en el cuerpo en altas concentraciones de 6:00 a 9:00 horas, por eso se recomienda tomar el café después de que sus niveles han bajado. Si se hace cuando la hormona está en su pico más alto, la persona puede desarrollar tolerancia a la cafeína y probablemente tendrá que beber otra taza de café más tarde para obtener el efecto deseado.

Efectos del café en la prevención y causa de enfermedades

Pese a que muchas veces se asocia el consumo de café con sus posibles efectos perjudiciales para la salud, algunos estudios revelan que en realidad podría tener efectos que van más allá del empuje energético.

anti-envejecimiento

Muchos de estos estudios son preliminares y nunca deberían tomarse ni como remedios ni curas para ciertas enfermedades. Por ejemplo, se ha observado que el café es una de las principales fuentes de fenólicos de la dieta occidental, siendo éstos unos importantes antioxidantes que mantienen a raya ciertos procesos de envejecimiento.

Otros estudios también revelan que los bebedores habituales de café tienen una probabilidad ligeramente más baja de contraer algunos tipos de cáncer, como el cáncer de hígado, cáncer de colon o cáncer de boca.

Un estudio de la Universidad de Harvard asegura que el consumo de café no está relacionado directamente con un incremento de la mortalidad. De hecho, el mismo estudio asegura que estas personas tienen en realidad una probabilidad más baja de morir de una enfermedad cardiovascular.

También se sugiere que el café puede proteger de enfermedades como la gota, la caída de los dientes y de los cálculos biliares además de proteger de la diabetes de tipo 2.

Por otro lado, la cafeína podría tener efectos positivos en pacientes con Alzheimer. Administrando cafeína a ratones con esta enfermedad, se observa una disminución de los beta-amiloides, los péptidos que se acumulan y dañan el cerebro durante la enfermedad. En humanos todavía no se ha demostrado que la cafeína provoque tal efecto. Lo que si que se ha observado es una disminución de la pérdida de capacidad cognitiva en hombres de avanzada edad.

Café y actividad física

“La asociación entre el consumo habitual de café y la salud es un hecho ya indiscutible. La evidencia actual sugiere que el consumo habitual de café puede ser parte de un estilo de vida saludable”, puntualizó el doctor Jorge Franchella, cardiólogo y deportólogo, director del Programa Actividad Física y Deportes del Hospital de Clínicas de la Universidad de Buenos Aires.

runner

Diversos estudios han demostrado que la cafeína mejora el rendimiento en personas que realizan ejercicios de resistencia. En una revisión científica de 33 ensayos en los que los participantes corrieron, nadaron y recorrieron en bicicleta una serie de distancias, los mejores tiempos fueron para aquellos que consumieron cafeína. Asimismo, también se ha comprobado que la cafeína puede ayudar a reducir el dolor muscular.

Es sabido que los dolores musculares durante la realización de ejercicios físicos pueden empeorar el rendimiento. Según un estudio científico, la ingesta de 5 miligramos de cafeína por kilo de masa corporal redujo el dolor muscular en un grupo de sujetos que realizaron un ejercicio de alta intensidad durante 30 minutos en bicicleta, respecto a lo observado en otro grupo que no consumió cafeína.

Café, una bebida saludable que mejora el ánimo

La evidencia científica vincula su consumo moderado con efectos positivos para el organismo. Además, favorece la sociabilidad.

taza de cafe

Algunos no pueden arrancar el día sin su ayuda. Otros lo eligen para la sobremesa, en lugar de o para acompañar el postre. También es la excusa para verse con amigos, hacer una pausa en el trabajo o concretar una cita. El café es más que una simple bebida, pero todavía es mirado de reojo por muchos que lo consideran nocivo para la salud. A la luz de la evidencia científica, especialistas afirman que, consumido en forma moderada, hace bien al cuerpo y a la mente.

El consumo habitual de café es saludable. Sus bondades no se agotan sólo en los beneficios para el organismo, integra nuestra vida laboral y social.

Algo de eso se ve reflejado en los resultados de la encuesta nacional realizada por la consultora Isonomía en el mes de abril. El 65% de los 904 entrevistados de entre 18 y 80 años está de acuerdo con que las reuniones con amigos mejoran tomando café y la mitad asegura que después de consumirlo “se siente mucho mejor”.

La asociación entre el consumo habitual de café y la salud es un hecho ya indiscutible”

En diálogo con Clarín, Gustavo Cerezo, presidente de la Federación Argentina de Cardiología (FAC) enumeró los beneficios del consumo moderado de café (de unas dos a cuatro tazas diarias de 150 ml): “Mejora la memoria, la concentración y disminuye el deterioro cognitivo. Previene enfermedades neurodegenerativas como el mal de Alzheimer o el Parkinson. Mejora el estado de ánimo, el rendimiento físico ante el esfuerzo, disminuye el cansancio, la insulinorresistencia y mejora la función hepática”.

Hace menos de un mes se difundieron los resultados de una revisión científica de 36 estudios que involucraron a 1.27 millones de participantes realizada por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard. Los datos mostraron que quienes consumían una cantidad moderada de café negro tenían menor riesgo de tener problemas cardio y cerebrovasculares, de diabetes, hepáticos, cáncer de hígado y Alzheimer.

El poder antioxidante del café

El café es una de las bebidas mas consumidas a nivel mundial, por su sabor, olor y por la capacidad de mantener “despiertas” a las personas, pero también quizá es una de las bebidas más controversiales en cuanto a si su consumo es bueno o malo. Dicho grano contiene alrededor de 1500 compuestos, de los cuales muchos son beneficiosos para la salud como los antioxidantes.

efectos antioxidantes del cafe

El café ocuparía el sexto lugar entre los 50 principales alimentos que contienen antioxidantes, según una publicación en el American Journal of Clinical Nutrition.

¿Pero qué son los antioxidantes?

Los antioxidantes, son compuestos que protegen al organismo del daño oxidativo que causan moléculas llamadas radicales libres, que producen la degeneración en las células.

Existen 2 tipos de antioxidantes: endógenos y exógenos.

El café contiene alrededor de 200-500 gr.  de compuestos fenólicos por taza, convirtiéndolo en un potente antioxidante. En el café verde existe mayor cantidad de compuestos fenólicos, pero al tostarse disminuyen, pero surgen otros como las melanoidinas, que se originan en el tueste y también tienen una función antioxidante.

Así que ya saben, él café contiene muchos antioxidantes que son beneficiosos para la salud, y podemos contrarestar los radicales libres producidos por el paso del tiempo, la radiación solar, estrés, contaminación, etc. Con una taza de café, además de que los antioxidantes no sólo intervienen a retrasar el envejecimiento, también ayudan a prevenir enfermedades como algunos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, daño hepático, enfermedades neurodegenerativas, diabetes, etc.

Cuál es (sin duda) el mejor momento del día para tomar un café

Aunque a las personas cafeteras les encanta el sabor de la bebida, la mayoría tomamos café en busca de las bondades de su compuesto principal, la cafeína, una droga psicoactiva con importantes efectos sobre nuestro sistema nervioso. Gracias a ella el café es un poderoso estimulante. Y es debido a ella por los que muchos nos sentimos incapaces de vivir sin nuestro café matutino.

mejor hora para tomar cafe

Como explica el neurocientífico Steven Miller en su blog NeuroscienceDC, el efecto de cualquier principio activo que interactúa con nuestro sistema nervioso se amplifica o disminuye en función del momento en que lo consumimos. El estudio de la relación entre las drogas y los ritmos biológicos ha dado pie, incluso, a una disciplina científica conocida como cronofarmacología. Y esta nos permite saber, con bastante certeza, cuál es el mejor momento del día para disfrutar de los efectos estimulantes del café.

Dado que el efecto del cortisol y la cafeína es similar, ambas sustancias nos mantienen alerta y elevan nuestro nivel de atención, no parece la mejor idea que tomemos el café justo cuando nuestros niveles de cortisol son más elevados, pues será mucho más rentable tomarlas cuando estos están disminuyendo. Y, sorpresa: lo estamos haciendo mal.

Nuestros mayores niveles de cortisol son justo después de despertarnos para que nos pongamos en funcionamiento: en la mayoría de personas la hormona alcanza su pico entre las 8 y las 9 de la mañana. En efecto: cuando todos solemos tomar el café.

Si tomamos el café cuando nuestros niveles de alerta natural están al máximo su efecto será mucho menor y es por ello que demandaremos otro café pasadas un par de horas.

Durante el día hay otros dos momentos en los que se elevan los niveles de cortisol: entre las 12 y las 13 y entre las 17:30 y las 18:30. Es por ello que, como explica Miller, el mejor momento para tomar el café se encuentra entre las 9:30 y las 11:30 y, si no nos afecta a nuestro sueño nocturno, pasadas las 13:30 y antes de las 17 horas.

En tu piel: mejor que un protector solar

Gracias a sus antioxidantes, diferentes estudios han vinculado la ingesta de café con la reducción del riesgo de padecer cáncer de piel. Se piensa que al absorber los radicales libres, las moléculas perjudiciales relacionadas determinadas enfermedades de la piel pierden fuerza.

cafe protector solar

Siguiendo esta línea, una investigación llevada a cabo en 2005 encontró que las personas que bebían más cantidades de café eran menos propensas a desarrollar el melanoma maligno.

Por otra parte, “pese a que el café tiene un efecto deshidratante en el cuerpo, tendría que ser un consumo extremo para que la piel se viese afectada por estos efectos”, explica el dermatólogo Nick Lowe, “lo cual es complicado con un consumo de tres o cuatro tazas al día”.

El café: ¿excitante o relajante?

Los investigadores del Instituto Australiano del Deporte encontraron que una sola taza de café ayudaba a los atletas a dar impulso a sus músculos y a mejorar su resistencia. Además, la cafeína es químicamente similar a la teofilina, elemento que ayudar a abrir las vías aéreas comúnmente utilizado para tratamientos de asma.

deporte y cafe

Pero, en cierto modo, también puede hacer que te sientas relajado: La cafeína provoca la sensación de actividad por el aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca que da una explosión de energía, pero también estimula la liberación de dopamina que incrementa la sensación de bienestar y reduce temporalmente la fatiga.

Dado que se ingiere de forma líquida, actúa muy rápido en el organismo, apenas a los 30 ó 40 minutos alcanza su mayor concentración en sangre en el cerebro, y los niveles de cafeína tardan de tres a seis horas en reducirse, de ahí que no se recomiende tomar pocas horas antes de acostarnos.

Los científicos advierten que el consumo regular de cafeína hace que las personas se vuelvan tolerantes.